Sociales

RSS Twitter Facebook

lunes, 5 de diciembre de 2016

Soy incapaz de decidir cuál es el juego más esperado del momento #Vidaextra


Captura De Pantalla 2016 12 04 A Las 7 12 44

Creo que a estas alturas podemos decir que 2016 ha sido un buen año para los videojuegos. Yo, desde luego, así lo siento: títulos como 'Overwatch' han demostrado que otro shooter es posible; aventuras como 'Uncharted 4' han vuelto a llevar al límite el síndrome de Stendhal; el indie sigue vigente y relevante gracias a maravillas como 'Inside'.

Ha habido mucha tela que cortar, pero el caso es que me pongo a pensar en 2017 y tengo la sensación de que el próximo año puede dejar en mantillas a lo que hemos vivido estos últimos doce meses. He estado pensando en ello durante este fin de semana a raíz del anuncio de 'The Last of Us: Part II' (que ni siquiera sabemos cuando llegará, vale), pero que me permite abrir paso a una reflexión: no sé cuál es mi juego más esperado en estos momentos.

La competencia por mis desvelos es muy alta y me encanta que sea así

Aunque es común sentir el picorcito por varios títulos a la vez, personalmente siempre tengo en mi corazón uno que destaca sobre el resto, uno que quiero ver en mis manos antes que cualquier otro; esta vez no es así, porque son varios los títulos que me llevan absolutamente loco. Claro, lo nuevo de Naughty Dog me trae de cabeza con un solo tráiler, pero la competencia por mis desvelos es muy alta. Y me encanta que sea así.

La aventura en la madurez generacional

Red Dead Redemption 2 0

Porque aunque Sony haya conseguido arrebatar nuestros sueños con Ellie a la guitarra, yo no me puedo olvidar de que hace no mucho el medidor de hype quedó completamente destrozado con el anuncio de 'Red Dead Redemption 2', una aventura en una situación muy similar: se trata de la continuación de una de las mejores experiencias vividas en la generación pasada. Como para no desearla.

Obviamente, son apuestas bastante seguras, con poco margen para la sorpresa, pero un innegable atractivo para el público. En el caso de 'The Last of Us: Part II' encontramos un universo con mucho potencial narrativo para seguir explotando y dos protagonistas de los que queremos saber más; con 'Red Dead Redemption 2', por otro lado, no tenemos claro si estamos ante una secuela o una precuela, pero la forma que tiene Rockstar de trata el Salvaje Oeste hace que cualquier opción nos resulte válida.

Fbawd

Los sistemas están ya bien asentados, los desarrolladores han cogido el punto al hardware y las mayores inversiones se aplican a juegos

Que haya tantos títulos potentes en la pugna por ser los más deseados del momento no es nada fuera de lo entendible si pensamos que estamos llegando ya al punto de madurez de la generación, ése en el que los sistemas están ya bien asentados, los desarrolladores han cogido el punto al hardware y las mayores inversiones se aplican precisamente a juegos.

Cierto es que esta generación la cosa va un poco a pie cambiado, pero las causas de la gran cantidad proyectos potentes en camino permanecen (afortunadamente) invariables. Otro buen ejemplo de ello lo tenemos en 'The Legend of Zelda: Breath of the Wild', el cual participa también de este empate en lo más alto de mis deseos. Aunque vaya a llegar tras el salto a Switch, técnicamente su desarrollo es fruto de la madurez de Wii U y encaja en las mismas condiciones que lo títulos antes mencionados.

Pasando de los vaivenes del hardware

Mass Effect Andromeda 2016 09 07 16 001 Dhhr

'Mass Effect Andromeda' sale a la venta el próximo mes de marzo y, por supuesto, también podría definirse como mi juego más esperado del momento, porque la trilogía original es una de mis colecciones favoritas. Con la fortísima inversión que EA está haciendo en este proyecto, imagino que será de esos títulos que aprovechen el plus muscular que traerán las revisiones de PlayStation 4 y Xbox One.

Me atraen mucho más las perspectivas de diversión que aportan estos juegos

Y aquí viene mi segundo punto a desarrollar: me dan absolutamente igual los revuelos de hardware que ha traído esta generación. El cambio de paradigma que Microsoft y Sony han intentado vender con sus actualizaciones físicas me llama la atención (la carne es débil), pero queda completamente opacado en mi lista de preferencias por esos juegos antes listados, así como por otros muchos.

Quizás dé el salto con ambas máquinas, con una o con ninguna; tampoco me preocupa. Me atraen mucho más las perspectivas de diversión que aportan los juegos llamados a cubrir los años de madurez de la actual generación, especialmente esos que son tan rematadamente atractivos, que me impiden decidirme por uno de ellos sobre los demás. Al final, todo es una cuestión de prioridades.