Sociales

RSS Twitter Facebook

lunes, 13 de noviembre de 2017

Chasing Birds: Porque a veces sólo quieres perseguir pájaros #Nivel Oculto


Chasing Birds: Porque a veces sólo quieres perseguir pájaros

Chasing Birds

Los perros son seres extraños capaces de aterrorizarse ante una aspiradora e ignorar un coche que viene en su dirección. Su nivel de peligro y atención se encuentra completamente distorsionado y eso es sólo una de las cosas que los hace completamente maravillosos. No hace falta haber tenido perro para empatizar con la libertad y la diversión de uno de esos mamíferos suelto en un parque mientras intenta cazar, sin ningún tipo de éxito, cualquier paloma que se encuentre por allí. Un momento de plenitud absoluta que muchos no logramos desde que éramos niños y que produce cierta envidia. Afortunadamente contamos con Chasing Birds, un pequeño juego realizado en una jam por David Czar, quien ha conseguido convertir un trocito de esa libertad en una experiencia videolúdica.

En Chasing Birds encarnamos a un perrete suelto en el parque dedicado a perseguir palomas, ladrar, jugar con una pelota y VIVIR con mayúsculas. No hay puntuación ni objetivos, ni falta que le hace. El título es un canto a la diversión porque sí, esa que únicamente se crea a través de la felicidad, y ésta no conoce de objetivos. Si acaso echo en falta la interacción con otros perretes para disfrutar de esta orgía de diversión canina en compañía, pero tratándose de un juego de jam quizás sería pedirle demasiado.

Y ya está, eso es todo. Disfruten y relájense siendo felices sin razón aparente. Hay más corazón en este Chasing Birds que en la mitad de los títulos que intentan resultar emotivos a base de rocambolescas escenas sacadas del peor de los telefilmes. Corran por el parque, y si se sienten juguetones, dense un chapuzón en el lago. No se me ocurre mejor manera de comenzar la semana.

La entrada Chasing Birds: Porque a veces sólo quieres perseguir pájaros aparece primero en Nivel Oculto.