Sociales

RSS Twitter Facebook

lunes, 11 de diciembre de 2017

Primeras Impresiones: El Tango de la Muerte #Nivel Oculto


Primeras Impresiones: El Tango de la Muerte

El Tango de la Muerte

El Tango de la Muerte

Primeras Impresiones

¡Ay! Cuántas veces nos habremos desesperado en la niñez por ese amor que no nos dedicaba ni una triste mirada. Intentábamos hacer cualquier cosa, nos gustaba lo mismo que le gustaba a él o a ella e incluso, si era necesario, podíamos llegar a enfrentarnos a la gente más chunga del colegio con tal de que esa persona supiese que existíamos. Más o menos esto es lo que ocurre en El Tango de la Muerte; eso sí, en la Argentina de los años 20.

La historia que cuenta El Tango de la Muerte comienza en un Buenos Aires de 1923, un período en el que los trabajadores empezaron a tener más tiempo libre fuera del horario laboral, los niños correteaban por las calles ajenos a la tecnología; las madres, al más puro estilo italiano de le mamme – no olvidemos que Argentina recibió una gran cantidad de inmigración desde el bel paese – cuidaban de que sus hijos e hijas no estuviesen por ahí haciendo "cosas que no debían"; y algunas mujeres – no muchas – disfrutaban de la posibilidad de poder estudiar para dedicarse a la enseñanza o incluso asistir a algunos de los encuentros culturales que empezaban a florecer en la capital.

Estos grandes cambios sociales venían acompañados de la dulce música de fondo de Carlos Gardel, Enrique Delfino, y Enrique Santos, entre otros famosos compositores de tango que predominaban en la época y que no faltaban en las fiestas de los barrios y comunidades, donde se celebraban encuentros vecinales, un poco al estilo de la corrala española clásica o de los guateques en el siglo XX.

El Tango de la Muerte

La inmensa riqueza cultural que posee Latinoamérica y algunas bellas costumbres que imperaban en esa década del período de entreguerras en Europa es lo que Hernán Smicht, desarrollador del juego, ha querido reflejar en esta obra creada con tanto mimo.

El apartado artístico es, quizá, lo que más me ha llamado la atención del juego. Por decirlo de alguna manera, escenarios y personajes están creados como si de un collage se tratasen en un estilo que recuerda de algún modo a Little Big Planet (Media Molecule, 2008). Los personajes son como recortes de fotografías mientras que los fondos están dibujados.

Otra de las características que llamó mi atención poderosamente fue el uso de los personajes del español rioplatense, el dialecto del castellano más extendido en Argentina – especialmente en Buenos Aires y las zonas aledañas al Río de la Plata – y hablado también en Uruguay. Un videojuego tan centrado en un trocito de la historia de un país, con especial hincapié en la sociedad y el folclore, no podía ni debía prescindir de que sus personajes imitasen también el lenguaje propio del momento y, gracias a esto, el jugador es capaz de sumergirse mucho más en la cultura de aquellos momentos.

Y, por fin, vamos a los primeros bailes que nos echamos en El Tango de la Muerte, donde parecía que en lugar de tango estábamos intentando matar cucarachas y que encima no atinábamos, ya que si no tienes cuidado con el teclado cuando tienes que cruzar de un lado del tablero puedes salirte del camino de baldosas amarillas que se te va marcando y eso significa puntos negativos que se van acumulando y que pueden hacerte perder la partida. Conforme vamos avanzando en el juego, aunque las baldosas amarillas siempre indicarán el camino a seguir, también permiten realizar otro tipo de acciones – como pegar puñetazos – que van cambiando según las situaciones que van surgiendo en la propia historia del juego.

Seguramente esto que estoy contando a muchos de ustedes les recordará a Crypt of the Necrodancer (Brace Yourself Games, 2015), el fantástico juego de ritmo en el que teníamos que aprovechar los beats de la música para vencer a los enemigos. Si bien es cierto que El Tango de la Muerte se encuentra en Early Access por el momento y que todavía no está completo, es posible que una vez terminado consigamos una obra muy divertida y con un gran mérito detrás, pues es Hernán Smicht la única persona que se encuentra detrás del juego además de algunas colaboraciones puntuales que han contribuido también al desarrollo. Por otro lado, no todos los días vemos proyectos de estudios de videojuegos que no pertenezcan a "los países rey" en este mundillo y siempre es interesante descubrir cosas nuevas y acordarse de que no sólo en Reino Unido y en Estados Unidos hay desarrolladores. Si os habéis quedado con ganas de más, podéis disfrutar del Early Access del juego por 4,99€ en Steam.

¡Che, pibe, jugá al Tango de la Muerte!

La entrada Primeras Impresiones: El Tango de la Muerte aparece primero en Nivel Oculto.