Sociales

RSS Twitter Facebook

lunes, 29 de enero de 2018

Celeste y la obsesión por la fruta, o cómo Matt ha vuelto a crear otro plataformas exquisito #Vidaextra


290118 Celeste

'Celeste' era uno de los indies que esperaba con más ganas de todo 2018, porque sabía que no me iba a decepcionar. El motivo era bien sencillo: era lo nuevo de Matt Thorson y su equipo (Matt Makes Games) tras 'TowerFall Ascension', un videojuego con uno de los mejores piques entre cuatro personas.

También, por ver hasta qué punto suponía un salto evolutivo respecto al homónimo 'Celeste' que habían creado hace un tiempo el propio Matt junto con Noel Berry, en tan solo cuatro días, para la máquina virtual PICO-8. Un plataformas sencillo, pero exigente, en el que escalábamos una montaña a lo largo de 30 fases. Una premisa que ha evolucionado exponencialmente en 2018.

Porque de aquel primigenio 'Celeste' hasta el que nos sitúa ahora, media un abismo. También por todo el tiempo que ha tenido esta vez el equipo de Matt Makes Games para diseñar los niveles, pulir el control y ofrecer mecánicas más jugosas, dando forma a uno de los mejores plataformas en su estilo.

Pero, ¿qué hace tan especial a 'Celeste'?

Atrapado por las deliciosas fresas

290118 Celeste 01

'Celeste', al igual que otros clásicos como 'Super Meat Boy', cuenta con un diseño de niveles exquisito. Respecto al original de PICO-8, ha ganado en consistencia y variedad, con zonas temáticas que modifican por completo las mecánicas.

Desde enfrentarnos a nuestra propia sombra cruzando arcoíris espectrales, hasta luchar contra el viento, pasando por otro tipo de peligros, como una masa gelatinosa y venenosa que puede salir de cualquier lado.

Aunque la grandeza de este 'Celeste', tanto respecto al original de PICO-8 como de tantos y tantos plataformas, es que nunca nos dirá por dónde tendremos que tirar. Por lógica, claro está, habrá que escalar. Pero a veces el camino se bifurca hacia los lados, y habrá ocasiones en las que se cerrará un camino o no podremos bajar por una plataforma... lo que propicia también su rejugabilidad.

Su mayor punto fuerte radica, de todos modos, en cómo nos pica a conseguir sus fresas. Porque tan deliciosa fruta está colocada en puntos estratégicos de difícil acceso, lo que hace que la aventura de escalar sea mucho más divertida al suponer un reto más elevado. Es más, en mí ha conseguido que no pase de fase hasta conseguir toda fresa que vea. O al menos, hasta que la tarea la dé por imposible. Y pese a todo, en los distintos capítulos que he completado, me he dejado entre cuatro y seis fresas, porque algunas están sumamente escondidas.

Celeste es el primer indie imprescindible de 2018

290118 Celeste 02

Con permiso del genial 'Full Metal Furies' de Cellar Door Games (sí, los del 'Rogue Legacy'), al que aún no he podido dar por concluido para hablar con más calma de él de cara a su análisis (igual que el que nos sitúa), 'Celeste' es otro ejemplo perfecto de la excelente salud de la que gozan los plataformas en la actualidad.

De por sí, es un reto. Con las frutas, aún más, especialmente ésas que tendremos que "desbloquear" primero, como aquellas en las que habrá que recoger sus pedacitos sin tocar el suelo (imagen superior) y donde no podremos soltar al mando hasta dar por concluida nuestra tarea. Pero también habrá secretos.

El más interesante de todos vendrá dado por esas cintas de cassette que estarán ocultas en cada capítulo y que nos servirán para desbloquear la versión B de cada uno. A efectos prácticos, será como el Dark World de 'Super Meat Boy', pero a lo bestia. Ahí descubriremos todo el potencial de este plataformas.

Porque se puede hacer algo más que saltar, rebotar, escalar o realizar un dash. Suerte que ahí, irónicamente, no habrá que preocuparse por la fruta, de lo contrario el reto sería imposible. El único momento de piedad en 'Celeste'. Tan solo ése.

Si os gustan los plataformas y los desafíos, no lo dejéis escapar.

Plataformas: Nintendo Switch, PS4 (versión analizada), Steam y Xbox One
Multijugador: no
Desarrollador: Matt Makes Games
Compañía: Matt Makes Games
Lanzamiento: 25 de enero de 2018
Precio: 19,99 euros